Datos personales

Mi foto

Natividad Cepeda: escritora, articulista, poeta: pertenece y es miembro de la Academia de la Hispanidad, a Red Mundial de escritores en español “REMES: Asociación CEDRO: Asociación de Escritores y Artistas españoles) Asociación de Escritores de Castilla-La Mancha: CAPÍTULO DE NOBLES CABALLEROS Y DAMAS DE ISABEL LA CATÓLICA Presidenta Club UNESCO Arquitectura de Piedra en Seco-Los bombos tomelloseros. Entre sus distinciones destacan Dama Andante Asociación Cultural “Quijote 2000”, Dama del Capítulo de Nobles Caballeros de Isabel la Católica. Molinera de Honor de Campo de Criptana Algunos de sus premios literarios son: Ciudad de Montoro, Premio de Poesía “Reposo Neble”, Bollullos Par del Condado (Huelva), Premio Internacional de la Casa de Andalucía de Benicarló, Premio Nacional de Conil, Pastora Marcela de Campo de Criptana, Lola Peche de Algeciras, Premio Ciudad de La Roda entre otros...

lunes, 3 de diciembre de 2012

PRECISAMENTE EL AGUA ES IMBORRABLE


No hay coro de cigarras. Sólo lluvia,
regresan Gustav Mahler y Vivaldi
lloviendo con sus notas
orquestadas sin oboe ni clarinete.
Tras el cristal contemplo ahora el diluvio.
Infinidad de veces me pregunto
dónde la lluvia nace.
Y dónde su compás y en cada gota.
De qué isla partió la primer nube
sin timonel ni eslora.
Bien quisiera el cuenco de mis manos
sostener la nobleza del agua y mi treintena.
La ternura de un poeta del sur.
los ojos del invierno.
La infancia tan ingenua.




Cae agua en San Carlos del Valle.
Místicas gotas humedecen su catedral en éxtasis.
Su ventana oval sin multitudes.
El salmo sin clérigo ni mitra.
La frescura de piedra. Sus palomas.
Tiene miedo la lluvia en la ventana.
Llora tristemente un arlequín desde la torre.

No me doy cuenta que esta noche
el pánico es de Macu que delira.
Duérmete, nena mía, duerme, duerme.
Ahora al Parque Viejo llega un búho
a mirar con sus ojos el estanque.
Cien años hace que se fue Romeo.
Cien siglos funerarios de roble y de caoba
mojados salen a mi encuentro.
No en balde la noche gime y llora.
Un albatros se a muerto de repente.
Reza un navegante viejo el génesis.
Los ojos de una barca
pintados de corales lagrimean.

Derraman las estrellas un caudal de lamentos.
A estas horas Noé trasiega el arca.
Llueve por la estación a chaparrones.
Qué lástima no tener un canal
donde poder flotar una goleta.

Estoy mojada, cada gota es una herida
que recorre los minutos  de un mejillón
de cintura vacía  y triste.
Impregnados barriles calcinados
que atraviesan la mar,
pero yo estoy aquí, en esta noche,
mirando prisionera la lluvia en el balcón.
Envejeciendo paulatinamente
frente al mástil de cemento,
de la ciudad durmiente..







Poema del libro “Poemas para un hombre”
de Natividad Cepeda
Pliegos “Emaus” dePoesía
Colección dirigida por Valentín Arteaga
Ediciones Cátedra Cultural “José María Tomasi”
Madrid 1991



Arte digital: N.Cepeda

No hay comentarios:

Publicar un comentario